sábado, 18 de mayo de 2013

Análisis Banjo Kazooie: Nuts and Bolts


     Banjo y Kazooie se adentran en su nueva aventura, que no es nada más ni nada menos que un mundo virtual en el que nuestro objetivo, como siempre, será derrotar a la bruja Gruntilda. Para ello tendremos que construir diversos medios de transporte tanto terrestres, acuáticos e incluso aéreos.


     Para vencer a la malvada Gruntilda tendremos que reunir unas piezas de oro llamadas "Jiggys". Para conseguir estas piezas tendremos que adentrarnos en mundos y realizar tareas para diversos personajes, bien puede ser realizar una carrera, destruir a ciertos enemigos o transportar algo.
     A medida que consigamos Jiggys iremos desbloqueando nuevos objetos y accesorios para crear nuestros vehículos y descubriremos nuevas zonas en las cuales nos esperan muchos Jiggys por conseguir.

     El centro del juego es una ciudad en la cual únicamente podremos manejar un carrito de la compra, esto es para que no sembremos el caos entro los habitantes porque imaginaros a los pobres habitantes de esta tranquila ciudad si ven un tanque acercarse.

     En la ciudad se podrán conseguir Jiggys ocultos, notas musicales (dinero), construir nuestros vehículos e incluso acceder a mini-juegos (uno parecido a Bit Trip Runner en lo que a la esencia se refiere)
     Un aspecto bastante interesante del juego es que si queremos poder explorar toda la ciudad antes tendremos que conseguir Jiggys para que nos mejoren nuestro carrito de la compra y así poder acceder a nuevas zonas de la ciudad.
La recreativa del juego
     La creación de vehículos es lo más llamativo del juego. Iremos montando los vehículos como si de un puzzle se tratase, con diversas piezas que utilizaremos a nuestro antojo y colocaremos como nos plazca. Es tan  complejo que por ejemplo, si ponemos un motor más pesado tendremos que poner más combustible y el vehículo pesará más, pero nos permitirá ir más rápido. La cantidad de accesorios que hay es ya en si abrumadora, desde ruedas, hasta rayos láser e incluso globos para flotar. Aunque si lo tuyo es que te lo den echo siempre podrás comprar planos ya hechos por los creadores del juego (e incluso en Xbox live).
A esto me refería cuando decía que podías crear lo que quisieras
     Aparte de esto hay un multijugador que en su gran mayoría consiste en carreras en las cuales mostraremos que nuestras creaciones son mejores que las de los demás (o al menos será lo que intentemos).
      El apartado gráfico, como podéis comprobar, pretende simular un mundo de dibujos (lo pretende y lo consigue) con unos mundos muy coloridos y variados, cada uno ambientado en algo distinto (hay desde un bosque, hasta una especie de estadio de juegos olímpicos).
    El apartado sonoro nos brinda unas melodías acordes al estilo gráfico del juego, donde, dependiendo de lo que pase sonará una melodía u otra, acorde, como ya he dicho, a lo que suceda.

     Es un juego muy recomendado, aporta una gran diversión y el poder crear los vehículos que queramos hacen que podamos solucionar cada situación de formas distintas aunque siempre buscaremos la mejor y más efectiva.
     Este análisis está dedicado a Xulián Fernández el cual me pidió que hablase a cerca de este juego y así he hecho. Si queréis hacer alguna petición acerca de algún juego sobre el que hablar o algo por el estilo recordad que podéis hacerlo aquí.

2 comentarios:

  1. A este le tengo echado el ojo desde hace tiempo, pero nunca termino de animarme por culpa de todo lo que tengo pendiente de terminar.

    Sin duda parece un juego muy original y se nota que es de los primeros de la generación cuando aún se le echaba un poco más de imaginación a los juegos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido contigo, ahora los juegos son siempre lo mismo (sobretodo Shooters) por eso creo que siempre es bueno echar la vista atrás y recordar aquellos tiempos en los que había originalidad. Ahora eso solo se encuentra en los juegos indie.

      Eliminar